AGA Family of Websites: Gastro.org
AGA Journals
AGA Journals
AGA University
AGA University
AGA University
AGA Research Foundation
AGA University
AGA Community
AGA University
AGA Job Board

IBD (Spanish)

Enfermedad inflamatoria intestinal o IBD por sus siglas en inglés, con los dos tipos principales de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, se caracteriza por inflamación crónica en el tracto digestivo.

Related to IBD (Spanish)

Resumen

Resumen

  • Enfermedad inflamatoria intestinal o IBD, es cuando hay inflamación o hinchazón en el tracto gastrointestinal (GI) y una respuesta inmunitaria que dura para toda la vida.
  • IBD hace que el cuerpo y el sistema inmunitario piense que alimentos, bacteria y otras cosas necesarias en el intestino no deben estar allí. Con esto, el cuerpo ataca las células de los intestinos, causando inflamación que no desaparece fácilmente.
  • IBD afecta tanto a hombres como a mujeres.
  • IBD a menudo se encuentra en las personas en su adolescencia y 20 años, aunque se puede encontrar a cualquier edad.
  • Los síntomas de IBD pueden diferir de una persona a otra y depende del tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Hay dos tipos principales de enfermedad inflamatoria intestinal: colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Lea más sobre cada uno en la siguiente pestaña, “¿Qué es la IBD?”
  • Tanto la enfermedad de Crohn como la colitis ulcerosa son enfermedades con tiempos de remisión (cuando se siente bien) y recaídas (cuando se siente enfermo).
  • Para más información sobre posibles planes de tratamiento para discutir con su equipo de atención medica, lea la información en las hojas de “estrategias de tratamiento de IBD” y “estrategias de cirugía y cambios en el estilo de vida.”

Lidiando con IBD

Aunque el IBD es un problema de salud a largo plazo que tiene tiempos de remisión y recaída, la mayoría de las personas tienen una vida normal y una buena calidad de vida. Para aquellos que tienen síntomas crónicos y continuos, aquí hay algunos consejos que pueden probar:
  • Conozca su cuerpo y cómo le afecta el IBD.
  • Aprenda a cuidarse a sí mismo: tenga control sobre las cosas que sí puede controlar.
  • Construya un sistema de apoyo que funcione para usted: familiares, amigos y grupos de apoyo.
  • Asegúrese de seguir las instrucciones de su equipo médico.

Recursos adicionales

¿Qué es IBD?

¿Qué es IBD?

Enfermedad inflamatoria intestinal (IBD por sus siglas en ingles) se debe a inflamación o hinchazón anormal y crónica (de por vida) en el tracto gastrointestinal debido a una respuesta inmune inapropiada. Las formas más comunes de IBD incluyen colitis ulcerosa (UC) y enfermedad de Crohn, que afectan a casi 3 millones de estadounidenses, y el número de personas afectadas continúa creciendo en todo el mundo.1,2 Muchos pacientes son diagnosticados con IBD entre las edades de 15 y 30 años.3

Colitis Ulcerosa

UC (por sus siglas en ingles), que es más común en todo el mundo que la enfermedad de Crohn,4 es una enfermedad inflamatoria que afecta el intestino grueso (recto y colon) y puede afectar parte o la totalidad del intestino grueso. Las personas con UC a menudo tendrán:
  • Heces, blandas y sangrientas.
  • Urgencia, o necesidad inmediata, de ir al baño.
  • Mayor número de movimientos intestinales.
  • Calambres y dolor abdominal.
Algunas personas con UC pueden tener pérdida de peso u otros síntomas sistémicos (síntomas que afectan a todo el cuerpo). La inflamación de la UC también puede afectar las articulaciones o la piel, lo que provoca articulaciones dolorosas y erupciones cutáneas. Durante un brote, los síntomas pueden ir más allá de los que afectan el sistema digestivo, incluidos:
  • Erupciones (sarpullido) o parches de piel roja e hinchada.
  • Articulaciones dolorosas o inflamadas.
  • Úlceras en la boca.
  • Ojos rojos e irritados.
Los problemas de la piel afectan hasta al 15 por ciento de las personas con IBD.5 La enfermedad puede comenzar lentamente y progresar durante varias semanas. La UC se puede caracterizar por estar en remisión (momento en que los síntomas mejoran) o ser leve, moderada o severamente activa. También se puede describir como fulminante, lo que significa que es muy activo y no responde a la terapia.
  • Remisión: Sin sangre o urgencia y función intestinal normal.
  • Enfermedad leve: Menos de cuatro deposiciones (heces) por día (con o sin sangre) sin otros síntomas y marcadores inflamatorios normales.
  • Enfermedad moderada: Cuatro o más deposiciones (heces) con sangre por día con signos mínimos de otros síntomas en el cuerpo.
  • Enfermedad severa: Más de seis deposiciones (heces) con sangre por día con signos de efectos sistémicos como:
    • Fiebre.
    • Frecuencia cardíaca anormalmente rápida.
    • Anemia (deficiencia de glóbulos rojos).
  • Enfermedad fulminante: Más de 10 deposiciones (heces) con sangre al día y también pueden tener otros síntomas, como hinchazón abdominal o la necesidad de transfusiones de sangre.
La UC se diagnostica por la presencia de síntomas comunes y hallazgos endoscópicos y de biopsia (muestra de tejido pequeño) de inflamación crónica en el intestino grueso.

Enfermedad De Crohn

La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tracto digestivo, siendo el íleon (la parte final del intestino delgado) el sitio más común para la enfermedad. La enfermedad de Crohn a menudo se caracteriza por dolor abdominal (estomacal), diarrea y pérdida de peso, y a veces con una masa abdominal, bloqueo intestinal o fístula. Alrededor del 20 al 25 por ciento de los pacientes con enfermedad de Crohn pueden tener una fístula. Una fístula es una conexión anormal entre el tracto intestinal y otra estructura que generalmente ocurre en el área anal, pero la fístula también puede ocurrir si el intestino es normal. Se desconocen las causas exactas de la enfermedad de Crohn, aunque varios factores genéticos y ambientales pueden aumentar el riesgo de la enfermedad. Lea más sobre la enfermedad de Crohn aquí. Referencias 1 Shivashankar R, Tremaine WJ, Harmsen WS, Loftus EV Jr. Incidencia y prevalencia de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa en Olmsted County, Minnesota de 1970 hasta 2010. Clin Gastroenterol Hepatol. 2017;15(6):857-863. 2 Dahlhamer JM, Zammitti EP, Ward BW, Wheaton AG, Croft JB. Prevalencia de enfermedad inflamatoria intestinal en adultos de ≥18 años—Estados Unidos, 2015. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2016;65(42):1166-1169. 3 Loftus EV Jr, Sandborn WJ. Epidemiología de la enfermedad inflamatoria intestinal. Gastroenterol Clin North Am. 2002;31(1):1-20. 4 Crohn’s and Colitis Foundation of America. Los hechos sobre la enfermedad inflamatoria intestinal. http://www.ccfa.org/assets/pdfs/updatedibdfactbook.pdf. Accedido el 8 de abril de 2019. 5 Vavricka S, Schoepfer A, Scharl M, Lakatos PL, Navarini A, Rogler G. Manifestaciones extraintestinales de la enfermedad inflamatoria intestinal. Inflamm Bowel Dis. 2015;21(8):1982-1992. Apoyado por una beca educativa de Takeda Pharmaceuticals U.S.A., Inc.
Estrategias de manejo de enfermedades

Estrategias de manejo de enfermedades

Debido a que el IBD puede ser una enfermedad progresiva (lo que significa que puede empeorar con el tiempo), el diagnóstico y el tratamiento temprano pueden afectar la enfermedad. El tiempo desde el inicio de los síntomas, o cuando una persona comienza a sentirse mal, hasta que se hace el diagnóstico es importante. La ventana de oportunidad terapéutica — es decir, el tratamiento temprano en la enfermedad — también es importante para asegurarse de que la enfermedad no empeore rápidamente con problemas más graves. Esto es importante porque, muchas veces, un diagnóstico puede retrasarse porque otras afecciones, como el síndrome del intestino irritable, la intolerancia a la lactosa o las hemorroides, se han considerado erróneamente. La otra razón por la cual las enfermedades pueden progresar es si los tratamientos no se usan según las indicaciones o si se usan de manera inadecuada y no se logran niveles más profundos de control y remisión. Según investigaciones recientes, el tiempo promedio desde el comienzo de los síntomas hasta el diagnóstico de la enfermedad fue de 8.3 y 4.5 meses para la enfermedad de Crohn y la UC, respectivamente.1 El manejo de IBD difiere para cada paciente y depende de la ubicación exacta de la enfermedad, el tipo de síntomas y la gravedad de la enfermedad. Los objetivos generales para manejar IBD son:
  • Eliminar los síntomas de la enfermedad.
  • Mejorar la calidad de vida.
  • Promover y facilitar, sin restricciones actividad normal.
  • Evitar hospitalizaciones, visitas al departamento de emergencias y discapacidad.
  • Evitar los esteroides.
Los gastroenterólogos se enfocan tanto en ayudar a sus pacientes a la remisión, que es la ausencia de síntomas, como en mantener la remisión o prevenir brotes. Desde un punto de vista médico, el objetivo del tratamiento de IBD es la curación de la mucosa/remisión profunda, lo que significa que el paciente se siente bien y no muestra signos de inflamación. La curación de la mucosa, que se describe como no ver actividad de la enfermedad o úlceras durante la colonoscopia u otras pruebas de imagen, también se está volviendo más importante en el tratamiento de IBD.2 La colonoscopia es un procedimiento que involucra un tubo flexible o colonoscopio largo y delgado (aproximadamente del ancho de un dedo), que el gastroenterólogo inserta en el recto para examinar el colon y la última porción del intestino delgado (íleon). Una cámara diminuta y una luz en el extremo del endoscopio permiten al gastroenterólogo examinar el intestino y luego pueden pasar instrumentos a través del endoscopio para obtener biopsias del tejido normal y anormal. Obtenga más información sobre la colonoscopia y cómo prepararse para una aquí. Cuando se logra la curación de la mucosa tanto en la enfermedad de Crohn como en UC, es menos probable que un paciente tenga brotes, hospitalizaciones o cirugías.3 Cuando se logra la remisión, el equipo de atención médica puede adaptar los tratamientos para mantener la remisión. Otros objetivos del tratamiento a largo plazo incluyen reducir el uso de esteroides por un período prolongado y también reducir el riesgo a largo plazo de cáncer colorrectal (CRC por sus siglas en ingles). Las personas que tienen UC o enfermedad de Crohn que afecta el intestino grueso tienen un mayor riesgo de desarrollar CRC en comparación con aquellas que no tienen estas afecciones, pero esto se puede prevenir con el tratamiento correcto de la enfermedad y las colonoscopias de rutina. El riesgo de cáncer está disminuyendo con mejores tratamientos y estrategias de prevención. Dado que algunos tratamientos para IBD pueden tener efectos secundarios poco frecuentes pero potencialmente graves, los gastroenterólogos trabajan con los pacientes para sopesar los beneficios y riesgos de los diferentes medicamentos con el riesgo de enfermedad no tratada o no tratada. La estratificación de riesgo del paciente significa encontrar pacientes con mayor y menor riesgo de complicaciones. La identificación temprana de estas características de alto riesgo podría ayudar a prevenir problemas a largo plazo. Los pacientes con enfermedad complicada o características de alto riesgo incluyen:
  • Pacientes con fístulas (conexiones entre el tracto intestinal y otro lugar)
  • Pacientes que necesitan cirugía para su IBD.
  • Pacientes que tienen mucha inflamación (es decir, una gran parte del intestino está involucrado).
  • Pacientes que están jóvenes cuando fueron diagnosticados por primera vez.
  • Pacientes que fuman cigarrillos.
  • Pacientes que tienen muchos brotes y necesitan usar esteroides.
Si un paciente tiene una de estas características de alto riesgo, es muy importante que la enfermedad sea manejada por un gastroenterólogo experimentado con experiencia que incluya IBD.

Otras pruebas para diagnosticar IBD

El equipo de atención médica puede ordenar análisis de sangre o estudios de heces para ayudar con el diagnóstico y evaluar o medir la respuesta a los medicamentos o asegurarse de que no haya efectos secundarios. El gastroenterólogo a menudo ordenará una prueba de imagen o radiología, como una tomografía computarizada (CT por sus siglas en ingles) o una imagen de resonancia magnética (MRI por sus siglas en ingles) para medir el grado de inflamación o si hay preocupación por un absceso u otra complicación de IBD. Referencias 1. Can G. Tiempo de diagnóstico en la enfermedad inflamatoria intestinal. Póster presentado en: Reunión anual de la Organización Europea de Crohn y Colitis (European Crohn’s and Colitis Organisation); Copenhagen, Denmark; febrero 20-22, 2014. 2. Kim YG, Jang BI. El papel de la colonoscopia en la enfermedad inflamatoria intestinal. Clin Endosc. 2013;46(4):317-20. 3 Neurath MF, Travis SPL. Curación de la mucosa en enfermedades inflamatorias del intestino: una revisión sistemática. Gut. 2012;61(11):1619-1635. Apoyado por una beca educativa de Takeda Pharmaceuticals U.S.A., Inc.
Estrategias de tratamiento de IBD

Estrategias de tratamiento de IBD

El tratamiento para IBD puede incluir manejo médico, intervenciones quirúrgicas, medicina complementaria/alternativa (CAM por sus siglas en ingles) o cambios en el estilo de vida (como dejar de fumar). Es importante hablar sobre cualquier tratamiento o cambio en el tratamiento con el gastroenterólogo. A menudo se usan varios tipos de medicamentos para controlar la IBD, incluidos aminosalicilatos, esteroides, inmunosupresores y productos biológicos. Los aminosalicilatos son medicamentos antiinflamatorios que se usan para ayudar a controlar o reducir la inflamación en el tracto digestivo. Trabajan directamente en el revestimiento del intestino, especialmente en aquellos que acaban de ser diagnosticados o con síntomas leves. La mesalamina, también conocida como ácido 5-aminosalicílico (5-ASA), es el componente activo que se cree que produce los efectos antiinflamatorios por vía oral (por boca) o rectal (por recto). Ejemplos incluye:
  • Sulfasalazina (nombre de marca: Azulfidine®)
  • Mesalamina (nombres de marca: Asacol®, Pentasa®, Apriso®, Lialda®, Delzicol®)
  • Balsalazida (nombres de marca: Giazo®, Colazal®)
  • Olsalazina (nombre de marca: Dipentum®)
La sulfasalazina, la balsalazida y la olsalazina son medicamentos orales que funcionan de diferentes maneras para disminuir la inflamación en el intestino grueso (colon y recto). La mesalamina está disponible en muchas formas orales y rectales, cada una de las cuales se dirige a diferentes partes del tracto digestivo. Los efectos secundarios más comunes con 5-ASA incluyen dolor de cabeza, diarrea, hinchazón y náuseas.1 Los pacientes que toman 5-ASA deben ser vistos regularmente por un equipo de atención médica para verificar los efectos secundarios. Los corticosteroides, o esteroides, son agentes antiinflamatorios fuertes que se usan para tratar las recaídas moderadas a graves de la IBD. Actúan disminuyendo la velocidad de múltiples vías inflamatorias. Los corticosteroides están disponibles en forma oral, rectal e intravenosa (medicamentos administrados directamente en una vena). Cuando las personas toman corticosteroides, sus glándulas suprarrenales reducen o dejan de producir cortisol, una hormona producida naturalmente por las glándulas suprarrenales del cuerpo. Para las personas con IBD activa de moderada a grave, los corticosteroides incluyen:
  • Prednisona (nombre de marca: Deltasone®)
  • Metilprednisolona (nombre de marca: Medrol®)
  • Hidrocortisona (nombre de marca: Cortef®, Cortril®, Hydrocortone®)
  • Budesonida (nombres de marca: Entocort® EC, Uceris™)
La budesonida es parte de una nueva clase de corticosteroides llamados esteroides no sistémicos porque se dirigen al intestino en lugar de a todo el cuerpo. Al hacerlo, causan menos efectos secundarios. Las cápsulas de budesonida están diseñadas para retrasar la liberación de budesonida hasta que el medicamento llegue al íleon y al colon ascendente.2 Los efectos secundarios de los corticosteroides se ven afectados por la dosis y la duración del tratamiento. Solo se recomiendan para uso a corto plazo para alcanzar la remisión, ya que no son efectivos para prevenir los brotes. No se recomienda el uso de estos esteroides a largo plazo o uso frecuente debido a sus efectos secundarios indeseables. Se han introducido nuevas formulaciones de glucocorticosteroides con el objetivo de la misma efectividad que de los esteroides ya disponibles pero con menos efectos secundarios. Algunos efectos secundarios comunes de los corticosteroides incluyen:
  • Incremento del apetito y aumento de peso.
  • Hinchazón de la cara.
  • Aumento del vello facial.
  • Sudores nocturnos.
  • Problemas para dormir.
  • Cambios de humor.
  • Hiperactividad.
Algunos efectos secundarios a largo plazo (es decir, cuando se toman esteroides durante más de seis a 12 meses) incluyen diabetes mellitus (control deficiente del azúcar) y osteoporosis (adelgazamiento de los huesos). Los immunosupresores son medicamentos que disminuyen la respuesta normal del sistema inmunitario. Estos medicamentos se usan para controlar los síntomas graves o cuando un paciente no puede dejar de tomar esteroides. También se usan en combinación con productos biológicos (ver más abajo). Son seguros, pero la función hepática y el recuento de glóbulos blancos deben controlarse regularmente.
  • Medicamento oral
    • Azatioprina (nombre de marca: Azasan®, Imuran®)
    • 6-mercaptopurina (6-MP; nombre de marca: Purinethol®, Purixan®)
    • Tofacitinib (nombre de marca: Xeljanz®)
      • Este es un medicamento oral aprobado para la UC moderada a grave que funciona inhibiendo la familia de proteínas Janus quinasa (JAK por sus siglas en ingles), que consiste en JAK 1, 2 y 3 y la quinasa tirosina quinasa 2 relacionada.
  • Inyección
    • Metotrexato (nombre de marca: Abitrexate®, Folex®, Mexate®)
      • Este medicamento puede causar un aborto espontáneo y no debe tomarse durante el embarazo porque puede causar deformidades en el feto.
Los posibles efectos secundarios incluyen:
  • Náusea o vómitos.
  • Diarrea (heces blandas).
  • Disminución de la capacidad para combatir infecciones (debido a un recuento bajo de glóbulos blancos).
  • Fatiga o sentirse cansado.
  • Pancreatitis.
Los productos biológicos son proteínas complejas diseñadas para unirse o bloquear objetivos específicos. Los productos biológicos están hechos parcial o completamente de fuentes biológicas vivas, como animales y humanos. Tienen ingredientes activos, como anticuerpos u hormonas, e incluyen una amplia gama de medicamentos, que difieren en cómo funcionan y cómo se administran. Un biosimilar es un biológico basado en un biológico existente (originador) pero no es una copia exacta. Los biosimilares funcionan de la misma manera que sus productos biológicos originales y se administran de la misma manera. Lea más sobre biológicos y biosimilares aquí. Muchos tipos de productos biológicos están disponibles para tratar la IBD. Estos productos biológicos se administran por vía oral, mediante inyección (una inyección debajo de la piel) o infusión en una vena.
  • Los antagonistas del factor de necrosis tumoral (TNF por sus siglas en ingles) se unen y bloquean una pequeña proteína llamada TNF-α, que está relacionada con la inflamación en el intestino y otros órganos y tejidos. Los antagonistas del TNF disminuyen los síntomas de la IBD y ayudan a la curación de un intestino inflamado. Ejemplos incluye:
    • Adalimumab (nombre de marca: Humira®)
    • Certolizumab nombre de marca: (Cimzia®)
    • Infliximab (nombre de marca: Remicade®)
    • IInfliximab (nombre de marca: Renflexis), Remicade biosimilar
    • Infliximab-dyyb (nombre de marca: Inflectra), Remicade biosimilar
    • Golimumab (nombre de marca: Simponi®)
  • Los antagonistas de los receptores de integridad bloquean una proteína en la superficie de las células y les impide salir de los vasos sanguíneos y entrar en los tejidos. Por ejemplo:
    • Vedolizumab (nombre de marca: Entyvio®)
  • Los antagonistas de interleucina (IL) 12 e IL-23 bloquean dos citocinas (sustancias químicas producidas por células que afectan a otras células, específicamente IL-12 e IL-23) para que no causen inflamación en la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. Por ejemplo:
    • Ustekinumab (nombre de marca: Stelara®)
Cada medicamento balancea qué tan bien funciona con posibles efectos secundarios. Algunas terapias aumentan el riesgo de infecciones y algunas pueden aumentar el riesgo de otras enfermedades autoinmunes. Otros trabajan más selectivamente en los intestinos y tienen menos riesgos. Cada tratamiento es diferente, por lo que es muy importante hablar con el equipo de atención médica sobre los riesgos y beneficios específicos de las opciones de tratamiento. Antes de prescribir un producto biológico, el gastroenterólogo:
  • Observará el historial médico.
  • Realizará un examen físico.
  • Inmunizará contra las enfermedades prevenibles por vacunación, incluidos los virus de la hepatitis A y B, el herpes zóster, la gripe (anualmente), el virus del papiloma humano y la neumonía.
  • Realizará una prueba de tuberculosis.
El cuidado de seguimiento de rutina durante el tratamiento con análisis de sangre y examen físico también ayuda a garantizar la seguridad. Al recetar productos biológicos, el equipo de atención médica también considerará qué tan bien funcionará el medicamento, cómo se administra, las preferencias del paciente y el costo del medicamento. Referencias 1 Karagozian R, Burakoff R. El papel de la mesalamina en el tratamiento de la colitis ulcerosa. Ther Clin Risk Manag. 2007;3(5):893-903. 2 Katz S. El uso práctico de los corticosteroides en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal. Pract Gastroenterol. 2005;29:1-25. https://www.practicalgastro.com/pdf/January05/Jan05Katz.pdf. Accedido el 8 de abril de 2019. 3 Hwang JM, Varma MG. Cirugía para la enfermedad inflamatoria intestinal. World J Gastroenterol. 2008;14(17):2678-2690. 4 Cheifetz, Gianotti R, Luber R, Gibson PR. Medicamentos complementarios y alternativos utilizados por pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino. Gastroenterología. 2017;152(2):415-429. Apoyado por una beca educativa de Takeda Pharmaceuticals U.S.A., Inc.
Estrategias de cirugía y cambios en el estilo de vida.

Estrategias de cirugía y cambios en el estilo de vida.

Cirugía

Incluso con la disponibilidad de medicamentos para tratar la IBD, es posible que se necesite cirugía para controlar la IBD. Las opciones de cirugía difieren entre la UC y la enfermedad de Crohn, y existen muchos tipos de cirugía dependiendo de la ubicación de la enfermedad en los intestinos, el tipo de complicación y la gravedad de la enfermedad. Las opciones para pacientes con enfermedad de Crohn incluyen:
  • Estricuroplastia: Amplía el intestino en la zona afectada.
  • Resección: Elimina porciones de los intestinos. Una vez que se retira el intestino afectado, los dos extremos sanos del intestino se vuelven a unir (llamado anastomosis).
  • Colectomía: Elimina el colon.
  • Proctocolectomía: Elimina el colon y el recto. A veces, la ileostomía también se realiza en este momento, que es un procedimiento que lleva el íleon, o el extremo del intestino delgado, a través de una abertura en la pared abdominal para permitir que los desechos intestinales salgan del cuerpo. Después del procedimiento, el paciente usa una bolsa externa sobre la abertura para recoger los desechos.
  • Es posible que se necesite cirugía para eliminar los abscesos (masa llena de pus) y las fístulas si están causando síntomas que no responden a la medicación.
Las opciones para pacientes con UC incluyen:
  • Proctocolectomía con ileostomía (ver arriba)
  • Proctocolectomía restauradora (también conocida como anastomosis anal de bolsa ileoanal): Elimina el colon y el recto, pero permite que el paciente continúe pasando las heces a través del ano.
Antes de someterse a una cirugía para la IBD, es importante comprender cuál es el objetivo de la cirugía, qué sucederá durante el procedimiento y la duración del período de recuperación. Los pacientes con IBD sometidos a cirugía deberían hablar con otros pacientes que se hayan sometido al procedimiento. Los pacientes anteriores a menudo están muy dispuestos a compartir sus experiencias y agregar su perspectiva.1

Medicina complementaria/alternativa

Existen otros tipos de tratamientos llamados medicina complementaria y alternativa (CAM). El National Center for Complementary and Integrative Health (Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa) define a la CAM como un grupo de sistemas, prácticas y productos médicos variados y de atención médica que no se consideran parte de la medicina occidental convencional. Estos pueden incluir cambios en el estilo de vida, dieta y nutrición, así como el uso de tratamientos herbales, vitaminas y marihuana medicinal. Si bien hay evidencia científica disponible para algunas terapias CAM, estudios médicos bien diseñados pueden ser necesarios para descubrir si estos tratamientos son seguros y útiles. Dados los posibles efectos secundarios e interacciones, los pacientes deben hablar con su gastroenterólogo sobre los beneficios y las limitaciones de la CAM antes de usar cualquier tipo de terapia de CAM. Los probióticos se encuentran entre las terapias CAM más populares y vienen en muchas formas, incluidas cepas simples o múltiples de bacterias y/o levaduras.2 Lea más sobre los probióticos aquí. Las deficiencias de vitaminas o minerales son comunes en personas con IBD, por lo que a veces se necesita suplementación.
  • La vitamina B12 es absorbida en la sección inferior del intestino delgado (íleon). Las personas que tienen ileitis (enfermedad de Crohn que afecta el íleon) o las que se han sometido a cirugía de intestino delgado pueden tener deficiencia (no tener suficiente) de vitamina B12. Está disponible como un suplemento oral, una inyección mensual en el músculo o como un aerosol nasal semanal.
  • La deficiencia de vitamina D es común en personas con enfermedad de Crohn. La vitamina D es importante para tener huesos fuertes y para ayudar al cuerpo a usar el calcio. Se recomienda un suplemento diario de vitamina D para las personas con síntomas intestinales activos.
  • La salud ósea: Ciertos medicamentos, como los glucocorticoides, también pueden tener un efecto negativo en la salud ósea. El uso a largo plazo de prednisona y otros corticosteroides reduce la creación de nuevos huesos y acelera la descomposición del hueso viejo. También bloquea el cuerpo de absorber calcio.
  • Hierro: La deficiencia de hierro, también conocida como anemia, es el resultado de la pérdida de sangre por hinchazón y ulceración de los intestinos. Los pacientes con IBD pueden tomar un suplemento de hierro por vía oral.
  • El folato es otra vitamina B que es importante para el sistema nervioso y para producir células sanguíneas. Es particularmente importante tomar suficiente antes y durante el embarazo.
Algunos pacientes con IBD usan formulaciones medicinales de marihuana que pueden incluir algunas formulaciones de cannabidiol (CBD), otras que incluyen tetrahidrocannabinol (THC) u otras que incluyen CBD y THC o cualquiera de los otros más de 100 cannabinoides conocidos. Se ha encontrado que el uso de CBD disminuye los síntomas de dolor de estómago, náuseas y apetito reducido, pero no causa un “high” (sentirse en onda). El THC es psicoactivo y puede tener efectos psicológicos. A pesar del entusiasmo, se necesita más evidencia para confirmar que los componentes de la marihuana tratan la inflamación, por lo que debe usarse en combinación con otros tratamientos para la IBD. Es importante saber qué estados tienen leyes de marihuana medicinal y qué se requiere para acceder a él. La acupuntura es una terapia china que se ha utilizado durante miles de años para muchas enfermedades. La acupuntura es la práctica de colocar agujas delgadas en la piel en ciertos acupuntos para obtener el beneficio deseado. La acupuntura puede ayudar con el dolor abdominal, pero no es un tratamiento comprobado para la inflamación. Referencias 1 Hwang JM, Varma MG. Cirugía para la enfermedad inflamatoria intestinal. World J Gastroenterol. 2008;14(17):2678-2690. 2 Cheifetz, Gianotti R, Luber R, Gibson PR. Medicamentos complementarios y alternativos utilizados por pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino. Gastroenterología. 2017;152(2):415-429. Apoyado por una beca educativa de Takeda Pharmaceuticals U.S.A., Inc.

By using this site, you agree to our updated Privacy Policy.