AGA Family of Websites: Gastro.org
AGA Journals
AGA Journals
AGA University
AGA University
AGA University
AGA Research Foundation
AGA University
AGA Community
AGA University
AGA Job Board

Crohn's Disease (Spanish)

Related to Crohn's Disease (Spanish)

Resumen

Resumen

El Íleo
  • La enfermedad de Crohn es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal (IBD).
  • Causa inflamación (dolor y distensión) en el tracto gastrointestinal (GI), al que también se le llama sistema digestivo.
  • La inflamación causada por la enfermedad de Crohn puede hacer que la absorción de los nutrientes durante la digestión sea difícil para los pacientes.
  • Aún cuando la enfermedad de Crohn no tiene curación, existen tratamientos que le pueden ayudar.
  • La enfermedad de Crohn puede tener épocas de remisión (cuando usted se siente bien) y recaída (cuando usted se siente mal).
  • La parte más común del organismo afectada es la parte inferior del intestino delgado, llamada íleo y la primera parte del colon. No obstante, la enfermedad de Crohn puede aparecer en cualquier parte del tracto gastrointestinal, desde la boca hasta el ano.
  • La enfermedad de Crohn se encuentra en personas de todas las edades, pero con frecuencia se presenta en pacientes entre los 13 y los 30 años de edad.
  • Fumar aumenta las probabilidades de desarrollar la enfermedad de Crohn.
  • Hasta ahora no se sabe a ciencia cierta la causa de la enfermedad de Crohn. Los expertos piensan que algunos factores podrían desempeñar una función principal para desarrollar la enfermedad de Crohn, por ejemplo:
    • Una reacción autoinmune: se cree que la enfermedad de Crohn es un problema de autoinmunidad, lo que significa que el sistema inmunológico del cuerpo rechaza los alimentos y otras cosas. Con esto, el organismo ataca al intestino causando inflamación.
    • Genes: la enfermedad de Crohn tiende a desarrollarse en grupos familiares.
    • El medio ambiente: algunos estudios señalan algunos factores determinados, por ejemplo el uso de medicamentos anti-inflamatorios no esteroidales (NSAID), antibióticos, anticonceptivos orales o una dieta alta en grasas pueden aumentar la tendencia a desarrollar la enfermedad de Crohn.
  • El estrés o algunos alimentos no causan la enfermedad de Crohn. No obstante, mucho estrés y algunos alimentos pueden empeorar los síntomas.

Los síntomas de la enfermedad de Crohn pueden variar de persona a persona, según el lugar del cuerpo en donde este localizada la enfermedad y qué tan grave sea la inflamación. Los síntomas más comunes de la enfermedad de Crohn son:
  • Dolor abdominal y calambres, a menudo en el lado inferior derecho.
  • Diarrea (heces blandas).
  • Pérdida de peso.
  • Sangrado rectal.
  • Fiebre.
  • Sentir cansancio o debilidad.
  • Pérdida del apetito.
  • Anemia (poco hierro en la sangre lo que le puede hacer sentir débil y cansado).
  • Dolor en las articulaciones.
  • Cambios en la piel (ronchas rojas sensibles al tocarlas).
  • Irritación en los ojos.
  • Desarrollo lento y crecimiento retrasado en niños que padecen de la enfermedad.
Lleve un registro de todos los síntomas, cada cuánto se presentan y qué tan graves son, antes de consultar al médico. Para mantener un registro organizado, puede utilizar la aplicación MyGIHealth®.
Cómo son los exámenes

Cómo son los exámenes

Existen muchos exámenes que el gastroenterólogo puede llevar a cabo para determinar si usted padece de la enfermedad de Crohn. Primero leerá su historial, escuchará sus síntomas y le examinará para palpar y escuchar su abdomen. No se puede realizar el diagnóstico a través de los exámenes de laboratorio, más bien, los exámenes se utilizan para confirmar la sospecha clínica del gastroenterólogo de que la enfermedad de Crohn es la causa de los síntomas.

Análisis de sangre

  • El médico buscará síntomas de anemia (poco hierro en la sangre, lo que puede hacerle sentir cansancio o debilidad), ocasionado por el sangrado.
  • Los exámenes de sangre pueden demostrar que hay signos de inflamación o infección en alguna parte del cuerpo, por ejemplo al haber un alto conteo de glóbulos blancos y otros indicadores de inflamación.
  • Los exámenes de sangre se le pueden practicar en la clínica médica o en el laboratorio.

Exámenes de heces

  • Los exámenes de heces se practican para asegurarse que no haya otros problemas de salud en el tracto gastrointestinal, por ejemplo, infección, y que éstos sean la causa de los síntomas.
  • Los exámenes de heces pueden demostrar si hay sangrado en el intestino y pueden confirmar si hay inflamación.
  • El médico le proporcionará un recipiente especial para la muestra de heces, que deberá devolver a la clínica médica o al laboratorio.
Los exámenes que se indican a continuación se practican en la clínica médica, en un centro para pacientes ambulatorios o en un hospital. Estos exámenes se pueden utilizar para demostrar la existencia de la enfermedad de Crohn o para descartar otros problemas de salud, por ejemplo, la colitis ulcerosa, el síndrome del intestino irritable, la diverticulitis o el cáncer.

Colonoscopía

  • Se le administrarán medicamentos para bloquear el dolor que le harán sentir relajado y con sueño durante el examen.
  • En una colonoscopía se observa el interior del colon utilizando un tubo flexible, largo y delgado (como del grosor de su dedo meñique) que tiene una cámara diminuta en el extremo por medio de la cual el médico puede observar el colon y el recto y determinar si hay pólipos (formaciones que pueden tener la forma de un hongo o ser planas, y se encuentran dentro de las paredes del colon o del intestino).
  • Si el médico piensa que podría ser la enfermedad de Crohn, también llevará a cabo una biopsia (tomará una pequeña muestra de tejido para analizarla bajo el microscopio) durante la colonoscopía. Usted no sentirá nada de esto.
  • Es posible que sienta alguna presión durante el examen, y después podría experimentar algunos calambres, pero lo más probable es que no sienta nada durante este examen.
  • Deberá prepararse antes del examen para desocupar el intestino y que el médico pueda ver con claridad.
    • Siga las instrucciones que el médico le proporcione para hacer esto.
  • Debido a que le proporcionarán un medicamento para adormecerlo, será necesario que le acompañe alguien para que lo lleve a casa y no podrá ir a trabajar ese día. Al día siguiente, la mayor parte de las personas regresan a sus actividades normales.

Enteroscopia y endoscopía del tracto gastrointestinal superior

  • Una enteroscopía o endoscopía se lleva a cabo para revisar el tracto gastrointestinal superior y ver si hay inflamación o úlceras y para obtener una pequeña muestra de tejido (biopsia) de su intestino delgado y determinar si padece de la enfermedad de Crohn.
  • Se le administrarán medicamentos para adormercerlo y bloquear el dolor, por lo que no sentirá mayor cosa durante el examen.
  • Durante la endoscopía el gastroenterólogo utiliza un tubo flexible, largo, delgado (como del grosor de su dedo meñique) que tiene una cámara diminuta en el extremo para observar su organismo por dentro.
  • El tubo se pasa por la boca hacia el intestino delgado mientras el gastroenterólogo lleva a cabo un cuidadoso examen.

Endoscopía capsular del intestino delgado

  • Una endoscopia capsular es un método que permite al médico revisar por dentro el tracto gastrointestinal y revisar el revestimiento del intestino delgado del paciente.
  • A diferencia de la endoscopia del tracto gastrointestinal superior, este examen utiliza una cámara colocada adentro de una cápsula que parece una pastilla.
  • Usted ingiere la pastilla (que mide apenas un poco más de una pulgada y tiene menos de media pulgada de ancho) en la clínica médica.
  • Cuando ya la haya ingerido, ésta viajará por todo el tracto gastrointestinal y enviará imágenes a un dispositivo especial para que el médico las pueda analizar.
  • Estará despierto y activo durante este examen aunque no sentirá la cápsula. La cápsula saldrá de su cuerpo de manera natural mediante un movimiento intestinal.

Tomografía computarizada (CT scan) y enterografía por resonancia magnética (MRI)

  • Estos exámenes utilizan rayos X y tecnología computarizada para que las imágenes sean claras y el médico pueda analizar el tracto gastrointestinal.
  • Se le dará a beber una mezcla que ayuda al médico a ver más claramente las imágenes del tracto gastrointestinal. Es posible que también se le inyecte un tinte para ayudar.
  • Para este examen no se le adormecerá.
  • Este examen puede detectar la enfermedad de Crohn y las complicaciones de dicha enfermedad.

Serie de exámenes del tracto gastrointestinal superior y del intestino delgado

  • Este examen utiliza rayos X para analizar el tracto gastrointestinal.
  • Durante este examen estará sentado o de pie frente a una máquina de rayos X y beberá un líquido espeso llamado bario. El bario recubre el esófago (el tubo que une la boca con el estómago), el estómago y el intestino delgado, de modo que el médico puede ver en las imágenes con mucha más claridad.
  • Para este examen no se le adormecerá.
  • No debe comer ni beber antes te este examen.
  • Este examen puede causar distensión (inflamación) o malestar abdominal por un breve periodo de tiempo. El bario puede hacer que las heces se vea blanquecinas o de color claro. Es posible que le recomienden tomar un laxante después del examen para que expulse el bario y no le cause estreñimiento severo (heces duras o dificultad para defecar).
Hable con su médico acerca de cuál es el examen más conveniente para usted. El médico le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para el examen para determinar si padece de la enfermedad de Crohn.
Tratamiento

Tratamiento

Aún cuando no hay curación para la enfermedad de Crohn, existe una variedad de opciones que ayudan durante el tratamiento. El objetivo del tratamiento es:
  • Controlar la inflamación o hinchazón.
  • Aliviar los síntomas, por ejemplo el dolor, diarrea (heces blandas) y sangrado.
  • Solucionar deficiencias en la nutrición, si es necesario.
El tratamiento dependerá del lugar en el que esté localizada la enfermedad, la gravedad de la misma, complicaciones en el pasado y la respuesta a tratamientos anteriores. Recuerde que cada persona experimenta de manera diferente los síntomas de la enfermedad de Crohn. Si algún tratamiento no funciona, existen otras opciones. Lo importante es asegurarse de visitar al médico con regularidad. Las opciones de tratamiento de la enfermedad de Crohn incluyen medicamentos, suplementos nutritivos, cirugía o una combinación de los anteriores.

Medicamentos

La meta de usar medicamentos es dar inicio o mantener la remisión de la enfermedad (que desaparezcan los síntomas) y mejorar la calidad de vida. Cada persona reacciona de manera diferente a cada medicamento y muchos necesitan una combinación de medicamentos. Aún cuando algunos de ellos tengan efectos secundarios, los beneficios y el alivio de los síntomas, a menudo, superan con creces tales efectos. Aminosalicilatos
  • Ayudan a controlar la inflamación, especialmente en los pacientes recién diagnosticados que presentan síntomas leves.
  • A estos medicamentos también se les llama se llaman 5 ASA, o ácido 5-aminosalicílico.
  • Ejemplos incluyen:
    • Balsalazida.
    • Mesalamina.
    • Olsalazina.
    • Sulfasalazina.
  • Entre los posibles efectos secundarios se encuentran:
    • Dolor de estómago.
    • Diarrea (heces blandas).
    • Dolores de cabeza.
    • Acidez o ardores.
    • Náusea y vómitos.
Corticosteroides
  • Estos medicamentos pueden ayudar de inmediato. Reducen la inflamación rápidamente.
  • Éstos con frecuencia se administran en dosis grandes cuando la enfermedad se encuentra en su peor fase y luego se reduce la dosis conforme se controlan los síntomas. Se administra a pacientes con síntomas de moderados a severos.
  • Estos medicamentos no se administran a largo plazo.
  • Ejemplos incluyen:
    • Prednisona.
    • Budesonida.
    • Hidrocortisona.
    • Metilprednisolona.
  • Entre los posibles efectos secundarios se encuentran:
    • Aumento de peso.
    • Acné.
    • Vello facial.
    • Cambios de humor.
    • Pérdida de masa ósea.
    • Mayor riesgo de contraer infecciones.
    • Hipertensión.
    • Alto contenido de azúcar en la sangre (diabetes).
  • El dejar de pronto el tratamiento con estos medicamentos puede causar una regresión de los síntomas, de modo que el médico deberá reducir la dosis paulatinamente.
Inmunomoduladores
  • Los inmunomoduladores o agentes inmunosupresores impiden la reacción inmune que causa la inflamación, reduciendo la inflamación en el tracto gastrointestinal.
  • Éstos medicamentos necesitan hasta tres meses para comenzar a hacer efecto, por lo tanto se utilizan conjuntamente con otros medicamentos hasta que eso suceda.
  • Se administran a pacientes en remisión o a pacientes que no responden a otros tratamientos.
  • Ejemplos incluyen:
    • 6-mercaptopurina (6-MP).
    • Metotrexato.
    • Azatioprina.
    • Ciclosporina (solo para pacientes con enfermedad de Crohn muy severa, ya que causa algunos efectos secundarios arriesgados).
  • Entre los posibles efectos secundarios se encuentran:
    • Náusea y vómitos.
    • Diarrea (heces blandas).
    • Menos capacidad para combatir las infecciones (debido al recuento bajo de glóbulos blancos).
    • Fatiga o cansancio.
    • Pancreatitis.
Tratamientos biológicos
  • El sistema inmunologico produce una proteína llamada factor de necrosis tumoral (TNF), la cual puede atacar las células sanas del cuerpo y causar inflamación y daños. Los medicamentos biológicos, también llamados bloqueadores anti TNF ayudan a impedir la acción de la proteína TNF.
  • Estos medicamentos pueden reducir la inflamación y comenzar rápidamente la remisión de la enfermedad de Crohn.
  • Estos medicamentos se utilizan para personas que padecen de la enfermedad de Crohn de moderada a severa y que no responden a otros tratamientos.
  • Estos medicamentos a menudo se administran inyectados o por infusión cada seis a ocho semanas, de acuerdo con las necesidades del paciente.
  • Estos medicamentos tienden a ser más costosos, de modo que comuníquese con su plan de salud antes de utilizarlos.
  • Ejemplos incluyen:
    • Infliximab.
    • Adalimumab.
    • Certolizumab.
    • Vedolizumab.
    • Natalizumab.
  • Entre los posibles efectos secundarios se encuentran:
    • Reacción tóxica/alérgica.
    • Prurito (picazón) o amoratamiento en el área de la inyección o infusión.
    • Mayor probabilidad de contraer infecciones (especialmente tuberculosis).
    • Mayor probabilidad de linfoma.
Tratamientos biosimilares
  • Hay un nuevo tipo de tratamiento biológico conocido como productos biosimilares.
  • Los biosimilares han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) para usarlos como tratamiento en lugar de los medicamentos biológicos.
  • Son muy similares a los medicamentos biológicos estándar y no tienen diferencias clínicas significativas.
  • El médico puede prescribir un medicamento biosimilar en lugar de un medicamento biológico, sin embargo el farmacéutico no puede cambiarlo de un medicamento biológico a uno biosimilar sin la autorización de su médico.
  • En general, los productos biosimilares producen los mismos resultados que los medicamentos biológicos estándar. Pida a su médico que le proporcione más información sobre lo que le conviene más a usted para tratar la enfermedad de Crohn.
  • Ejemplos incluyen:
    • Infliximab-dyyb.
  • Entre los posibles efectos secundarios se encuentran:
    • Igual que los medicamentos biológicos.
Otros medicamentos
  • El acetaminofén se puede utilizar para dolor leve.
  • Los pacientes que sufren de la enfermedad de Crohn no deben tomar ibuprofén, aspirina o naproxeno ya que pueden empeorar los síntomas o causar sangrado gastrointestinal.
  • Se administran antibióticos para prevenir o tratar infecciones y fístulas (un conducto entre dos partes del cuerpo que no debería estar allí, por ejemplo, entre dos órganos; se forman como producto de una infección, inflamación o cirugía).
  • La loperamida se administra para ayudar a detener o reducir la diarrea severa. Solo debería usarse por ciclos cortos.

Suplementos nutritivos

Aún cuando los alimentos no causan la enfermedad de Crohn, una buena nutrición es aún muy importante y algunos cambios en la dieta podrían ayudar a aliviar los síntomas. Hable con su médico o con un nutricionista certificado (RD) acerca de los pasos de nutrición que serían más aconsejables para usted. Algunas opciones de nutrición para las personas con la enfermedad de Crohn son:
  • Aléjese de las bebidas carbonatadas.
  • Evite consumir palomitas de maíz, vegetales crudos, nueces y otros alimentos con un alto contenido de fibra.
  • Beba más líquidos (pero no consuma alcohol).
  • Consuma comidas más pequeñas con más frecuencia.
  • Lleve un diario de alimentos para darle seguimiento a los síntomas.
  • Usar un suplemento nutritivo o vitaminas.
Algunas veces los síntomas son tan graves que cualquier comida puede hacer daño. Si esto sucede, el médico puede sugerir un descanso para los intestinos. El descanso para los intestinos significa solo consumir líquidos claros (no alimentos sólidos) o no consumir alimentos a través de la boca. Si su médico le ordena un descanso de los intestinos, le proporcionarán alimentación por vía intravenosa (IV). Algunas personas permanecen en el hospital durante el descanso de los intestinos, pero otros hacen el tratamiento desde su hogar. Durante este tiempo, los intestinos pueden sanar.

Cirugía

Los medicamentos ayudan a muchos pacientes que padecen de la enfermedad de Crohn, pero para algunos, no es suficiente ayudar a aliviar los síntomas. Hasta un 85 por ciento de los pacientes que padecen de la enfermedad de Crohn necesitarán cirugía en algún momento. La cirugía no es una curación, aunque puede ayudar a aliviar los síntomas o a tratar algunas complicaciones. La cirugía, por lo regular, es el último recurso y se utiliza cuando el paciente tiene:
  • Obstrucción intestinal.
  • Sangrado que no se detiene.
  • Fístulas.
  • Absceso.
  • Síntomas que no se alivian con medicamentos.
Hay algunos tipos de cirugías que se pueden practicar para la enfermedad de Crohn. Un cirujano trabajará conjuntamente con usted y con su gastroenterólogo para determinar si necesita cirugía y qué tipo de cirugía es la más aconsejable para usted. Para cualquier cirugía, se le administrará anestesia general (se le dormirá totalmente) y es posible que permanezca hospitalizado hasta por una semana después de la cirugía. Para que los pacientes se recuperen totalmente después de la cirugía podría necesitarse hasta seis semanas.

Resección del intestino delgado

  • Esta cirugía se hace para eliminar parte del intestino delgado.
  • Esto se hace cuando existe una obstrucción o una enfermedad grave en el intestino delgado, la cual no se alivia con medicamentos.
  • El cirujano extrae la parte del intestino y reconecta los extremos sanos del intestino.
  • Esta cirugía puede ser laparoscópica o una cirugía abierta.
    • Laparoscópica: utiliza unas cuantas incisiones pequeñas de media pulgada en el abdomen para introducir un tubo delgado que tiene una cámara en el extremo. Observando las imágenes de la cámara, el cirujano coloca herramientas a través de las pequeñas incisiones para completar la cirugía.
    • Abierta: utiliza una incisión de seis pulgadas en el vientre.

Colectomía subtotal

  • Esta cirugía a menudo se conoce con el nombre de resección del intestino grueso, lo que quiere decir que se elimina parte del intestino grueso.
  • Esto se hace cuando hay una obstrucción, una fístula o una enfermedad grave en el intestino grueso, la cual no se alivia con los medicamentos. El cirujano extrae la parte del intestino y reconecta los extremos sanos del intestino.
  • Esta cirugía puede ser laparoscópica o una cirugía abierta.
    • Laparoscópica: utiliza unas cuantas incisiones pequeñas de media pulgada en el abdomen para introducir un tubo delgado que tiene una cámara en el extremo. Observando las imágenes de la cámara, el cirujano coloca herramientas a través de las pequeñas incisiones para completar la cirugía.
    • Abierta: utiliza una incisión de seis pulgadas en el vientre.

Protocolectomía e ileostomía

  • Esta cirugía es para extraer todo el intestino grueso y el recto.
  • Una ostomía es un pequeño agujero en el abdomen. La última parte del intestino delgado, el íleo, termina en este agujero que da hacia afuera del cuerpo. Una bolsa externa extraíble (bolsa de ostomía) se conecta al agujero para recoger el contenido de los intestinos (heces). La ileostomía puede ser temporera o permanente.
  • Al extraer totalmente el colon y el recto (proctocolectomía), usted tendrá la ostomía por el resto de su vida.
Diagnóstico Reciente

Diagnóstico Reciente

Preguntas para el médico
  • ¿Con qué frecuencia debo consultar al gastroenterólogo?
  • ¿Con qué frecuencia debo someterme a exámenes?
  • ¿Cuales son los riesgos que corro de contraer cáncer?
  • ¿Hay síntomas que me deban preocupar? De ser así, ¿Cuáles?
  • ¡Si hay algo que no sepa o entienda en algún punto, pida que se lo aclaren o le proporcionen más información!
Para algunas personas, enterarse de que padecen de la enfermedad de Crohn es un alivio, pues es la razón de los síntomas y una luz al final del túnel. Para algunas otras personas, esto puede ser atemorizante y sobrecogedor. Muchas personas experimentarán sentimientos encontrados. Todo esto es totalmente normal. Independientemente de cómo se sienta al escuchar que padece de la enfermedad de Crohn, resulta muy útil saber que no está solo y que en muchos lugares hay grupos de apoyo para las personas que padecen de esta enfermedad. Hable con el médico con respecto a los grupos de apoyo en el hospital, o investigue por sí mismo como participar en la comunidad de personas que padecen de la enfermedad de Crohn (y de la enfermedad inflamatoria intestinal o IBD). Si se siente abrumado por el diagnóstico, no se demore en buscar a un experto en salud mental para que le aconseje cómo manejar los cambios. Las técnicas de relajación, como el yoga, la meditación o el desarrollo de la atención, pueden resultarle muy útiles. Conjuntamente con su equipo de atención a la salud, puede elaborar un plan de tratamiento y nutrición hecho a su medida que le ayude a controlar los síntomas y que permita que usted mantenga el control de la enfermedad de Crohn.
Cosas de las que debe estar consciente

Cosas de las que debe estar consciente

Tomar la medicina y mantenerse bien hidratado y bien alimentado puede ayudarle a mantener controlada la enfermedad de Crohn. Sin embargo, a veces, puede haber complicaciones. A menudo, con la enfermedad de Crohn esas complicaciones necesitan atención médica.

Obstrucción intestinal

  • Puede haber una obstrucción o estenosis (estrechez, o sea que el intestino está muy angosto en un lugar). La enfermedad de Crohn puede engrosar la pared intestinal al inflamarse o formar tejidos cicatrizales, lo que causa la obstrucción o estrechez.
  • La obstrucción puede impedir que los alimentos o las heces pasen por el intestino en forma adecuada.
  • La obstrucción a veces puede ser tratada con medicina, pero con frecuencia requiere cirugía.

Fístulas

  • Una fístula es un conducto (un túnel) entre dos partes del cuerpo que no debería estar ahí, por ejemplo entre dos órganos. Se pueden formar a causa de una infección, inflamación o cirugía.
  • Las fístulas a menudo se forman cerca del ano y recto en pacientes que sufren de la enfermedad de Crohn.
  • Las fístulas pueden sanar con medicamentos o cambios en la dieta pero algunas necesitan cirugía.

Desnutrición

  • Si la enfermedad de Crohn no se controla, es posible que el cuerpo no tenga las vitaminas, minerales y nutrientes que necesita.
  • Esto puede tratarse por medio de fluidos intravenosos o tubos de alimentación que ayudarán a los pacientes a obtener la nutrición que necesitan mientras trabajan conjuntamente con los médicos para controlar la enfermedad.

Inflamación en el cuerpo

  • La inflamación a consecuencia de la enfermedad de Crohn a menudo se encuentra en el intestino o en todo el tracto gastrointestinal, pero algunas veces el sistema inmunológico causa inflamación en otros lugares, por ejemplo:
    • Articulaciones.
    • Ojos.
    • Piel.
  • Para el tratamiento, se utilizan medicamentos que ayudan a aliviar el dolor y a controlar la inflamación.

Úlceras

  • Las úlceras son llagas abiertas.
  • Las úlceras se pueden formar a causa de la inflamación en cualquier parte del tracto gastrointestinal.
    • Boca.
    • Intestinos.
    • Ano.
    • Perineo (el lugar que se encuentra entre el ano y los órganos sexuales).
  • Los medicamentos para la enfermedad de Crohn a menudo también tratan las úlceras.

Fisuras anales

  • Las fisuras anales son pequeños desgarres o cortes que se encuentran en el ano.
  • Pueden causar prurito (comezón), dolor o sangrado.
  • A menudo, las fisuras se alivian con medicina, o ungüentos, baños con agua tibia y cambios en la dieta.
Si usted piensa que tiene alguna de esas complicaciones de la enfermedad de Crohn, indíquelo a su médico de inmediato.

By using this site, you agree to our updated Privacy Policy.