AGA Family of Websites: Gastro.org
AGA Journals
AGA Journals
AGA University
AGA University
AGA University
AGA Research Foundation
AGA University
AGA Community
AGA University
AGA Job Board

Clostridium Difficile (Spanish)

Related to Clostridium Difficile (Spanish)

Resumen

Resumen

  • Clostridium difficile, o su abreviatura C. difficile, es una infección causada por una bacteria o microbio que puede desarrollarse en el intestino y causar síntomas gastrointestinales.
  • El riesgo principal para adquirir una infección por C. difficile es el uso de antibióticos.
  • C. difficile es altamente contagiosa.
  • C. difficile por lo general puede tratarse con antibióticos, pero a veces se necesitan tratamientos más intensos para eliminar la infección.
  • A diferencia de otros microbios intestinales, puede tomar más tiempo deshacerse de C. difficile y comenzar a sentirse mejor.
  • Cada año, cerca de 500,000 personas se infectan con C. difficile en los EE.UU. y con frecuencia requiere hospitalización.
  • En casos muy severos la infección por C. difficile puede ser fatal y se estima que los casos de decesos vinculados a C. difficile se encuentran entre 14,000 a 30,000 personas cada año.

¿Cómo se adquiere?

  • Quizás hasta un 10 por ciento de las personas son portadoras de la bacteria sin tener síntomas de la enfermedad ni tener molestias. Aun así, dichas personas expelen las bacterias por medio de las heces.
  • Cuando los portadores de la bacteria C. difficile no se lavan las manos después de ir al baño, pueden contaminar los alimentos que manipulan y dejar la bacteria en las cosas que tocan.
  • La bacteria puede sobrevivir por muchos meses a menos que el área sea desinfectada con productos específicamente diseñados para matarla, como el cloro.
  • Si alguien toca una superficie contaminada con C. difficile, accidentalmente puede ingerir la bacteria. Esto no quiere decir que van a enfermar, pero serán portadores y pueden contagiar a otras personas.

Síntomas

Los síntomas de la infección por C. difficile con frecuencia comienzan con:
  • Diarrea líquida (contiene mucha agua) tres o más veces al día, durante más de dos días.
  • Calambres y dolor abdominal.
  • Náusea ligera o moderada.
  • Pérdida del apetito (no tener hambre).
En casos más severos, los síntomas pueden ser:
  • Diarrea líquida con una frecuencia de evacuaciones diarias hasta de 15 veces.
  • Dolores y calambres muy severos en el vientre.
  • Deshidratación.
  • Fiebre.
  • Pérdida de peso.
Si padece de diarrea severa (heces muy líquidas) en el transcurso de unos cuantos días después de haber sido admitido o dado de alta del hospital, o en el transcurso de dos meses de estar tomando antibiótico y ha tenido entre dos o más ataques de diarrea en 24 horas, la razón puede ser C. difficile. Comuníquese con el médico de inmediato.
Factores de riesgo

Factores de riesgo

Clostridium difficile (C. difficile) es más común en hospitales y clínicas de cuidados a largo plazo, por ejemplo, las residencias para ancianos, pero también le ocurre a pacientes no hospitalizados que no han tomado antibióticos. Aunque tomar antibióticos puede facilitar una infección con C. difficile, hay otros factores que le pueden poner en riesgo, entre ellos:
  • Ser mayor de 65 años.
  • Haber tenido cirugía abdominal.
  • Problemas o enfermedades intestinales existentes, por ejemplo, enfermedad inflamatoria de intestino o cáncer del colon.
  • Tener un sistema inmunológico debilitado debido a quimioterapia u otros medicamentos que suprimen el sistema inmunológico, o SIDA.
  • Infecciones anteriores con C. difficile, en especial una infección reciente.
  • Tratamiento con medicamentos que reducen la acidez estomacal.
Si usted tiene buena salud, es muy difícil que adquiera una infección con C. difficile. Otros organismos que se encuentran adentro de su tracto gastrointestinal mantienen la bacteria alejada, ya que ocupan los lugares en donde C. difficile podría alojarse y desarrollarse. Imagínese que esos lugares pudieran ser como espacios de estacionamiento, que si ya están ocupados C. difficile no podrá ocupar. C. difficile en la actualidad le ocurre con más frecuencia a pacientes no hospitalizados, que representan cerca de un 40 percent de los casos.
Cómo son los exámenes

Cómo son los exámenes

Hay muchos exámenes que se utilizan para investigar las causas de la diarrea. El examen que el médico elija depende de los síntomas que usted presente, de su historial médico, y si usted está hospitalizado o no lo está.

Exámenes de heces

  • El examen más sencillo y más específico es el examen de heces que indicará la presencia de la bacteria Clostridium difficile (C. difficile).
  • La muestra de heces debe entregarla en un envase especial esterilizado que le entregarán en la clínica médica o en el laboratorio.
  • El laboratorio lleva a cabo los exámenes de heces buscando toxinas de la bacteria C. difficile.
  • Los resultados de los exámenes de heces demoran entre 24 y 48 horas.

Análisis de sangre

  • El análisis de sangre puede mostrar si hay un alto conteo de glóbulos blancos, lo que indica la presencia de una infección en el organismo.

Colonoscopía

  • En algunos pocos casos, el gastroenterólogo podría considerar necesario que se le practique un examen que le permita analizar mejor el colon. Este examen se conoce como colonoscopía.
  • La colonoscopía implica poder observar el interior del colon utilizando un tubo largo, flexible (más o menos del grosor de su dedo meñique), que tiene una cámara diminuta en el extremo, por medio de la cual el médico puede darse cuenta si existen signos de infección por C. Difficile, colitis pseudomembranosa (inflamación en el colon causada por la bacteria C. difficile).
  • Se le administrarán medicamentos para bloquear el dolor y adormecerlo, por lo que no sentirá mayor cosa durante el examen.
  • Este examen también permite al médico tomar muestras de tejidos para analizarlas en el microscopio (practicar una biopsia) si fuera necesario.

Tomografía computarizada

  • La tomografía computarizada (también llamada CT scan o CAT scan) analiza si hay engrosamiento de las paredes intestinales.
  • Durante este examen, es posible que se le administre una inyección intravenosa que contiene un tinte especial que permite a la máquina adquirir mejores imágenes de sus intestinos.
  • Si usted es alérgico al yodo o a los mariscos, dígaselo al médico, ya que las personas que padecen de dichas alergias pueden presentar una reacción alérgica a dicho tinte.
Tratamiento

Tratamiento

Hay varias opciones de tratamiento para la infección por Clostridium difficile (C. Difficile), pero el médico elegirá uno según su caso, qué tan grave es la infección que padece y su historial médico. Si le da diarrea (heces blandas) mientras está tomando antibiótico, el médico podría indicarle que deje de tomarlo o le cambiará la receta. Dependiendo de qué tanto tiempo haya estado padeciendo la diarrea o que tan enfermo se encuentre, el médico podría recomendarle un examen de heces por C. difficile y administrarle fluidos por vía intravenosa y electrolitos para combatir la deshidratación. Desafortunadamente, C. difficile puede resultar difícil de erradicar, por lo tanto, el tratamiento a menudo implica muchos pasos.

Antibióticos

  • A menudo, dejar de tomar antibióticos soluciona el problema de la diarrea. No obstante, si la diarrea continúa o no mejora, deberá llevarse a cabo un examen de heces por C. difficile.
  • Si el resultado indica que hay presencia de C. difficile en las heces, se necesitará un nuevo tratamiento con antibióticos para eliminar esta infección.
  • El médico le ordenará un diferente tipo de antibióticos para tratar específicamente la infección por C. difficile, por lo general metronidazole o vancomycin en dosis orales.
  • Muchas personas comienzan a sentirse mejor cuando toman antibióticos para el tratamiento de la infección por C. difficile más o menos en el transcurso de tres días, pero es vital continuar tomando el medicamento hasta finalizarlo (por lo general entre 10 a 14 días). De lo contrario, el medicamento podría no aniquilar todos los microorganismos de C. difficile y la infección puede volver.
  • Aproximadamente un 25% de las personas contagiadas con C. difficile necesitarán una segunda ronda de antibióticos.
  • Para prevenir contagiar a otras personas en su hogar con C. difficile, es importante lavarse las manos correctamente y tener una higiene adecuada en los servicios sanitarios compartidos.

Probióticos

  • Los probióticos son microorganismos (muy pequeños) vivos que los estudios indican pueden ayudarle a mantener buena salud.
  • Por lo general, son bacterias pero también puede haber otros organismos, por ejemplo, levaduras. En algunos casos, son iguales o similares a los organismos beneficiosos que se encuentra en el tracto gastrointestinal.
  • Existen evidencias de que tomar determinados probióticos puede ayudar a tratar o prevenir una infección por C. difficile.
  • Los probióticos se venden sin receta en las farmacias y tiendas de alimentos saludables.
  • Existen muchos tipos de probióticos y no todos ellos han sido estudiados o no se ha demostrado que sean de utilidad para el tratamiento de una infección por C. difficile. Es muy importante para su salud preguntar al médico acerca de los probióticos (por ejemplo, si le van a ser de utilidad en su caso, qué tipo tomar y qué cantidad) antes de utilizarlos.

Cirugía

  • En muy pocos casos, y sólo cuando peligra la vida del paciente, podría ser necesario eliminar la parte afectada del intestino.

Trasplante de microbiota fecal (FMT)

  • Con el FMT, las heces de un donante saludable se convierten en una mezcla líquida y se transfieren al colon de la persona infectada para reintroducir o incrementar la cantidad de microorganismos beneficiosos.
  • Consulte las secciones en donde se proporcionan detalles acerca del FMT para obtener más información.
Lo que debe tomar en cuenta en casos de infección severa por Clostridium Difficile (C. Difficile)

Lo que debe tomar en cuenta en casos de infección severa por Clostridium Difficile (C. Difficile)

Los casos de infección severa causada por la bacteria Clostridium difficile (C. Difficile) pueden ser peligrosos ya que causan una rápida deshidratación (pérdida de líquidos). Cuando usted se deshidrata muy rápidamente, esto puede:
  • Impactar sus órganos y causar una presión sanguínea peligrosamente baja.
  • Causarle un daño renal que puede llevar a la insuficiencia renal
En los peores casos de C. Difficile:
  • El revestimiento del intestino grueso se le puede perforar.
  • También es posible que el intestino se le expanda demasiado y reviente.
    • Cuando las bacterias o las heces de los intestinos penetran otras partes del cuerpo, ya sea a través de un agujero en el intestino o por la ruptura del colon, se trata de una emergencia médica que requiere cirugía urgente ya que puede ser fatal.
Days
Hours
Minutes
Seconds

AGA is bringing together the GI community to fund health disparities research. We aim to improve care and outcomes for all digestive health patients. Pledge your support before AGA Giving Day ends.

By using this site, you agree to our updated Privacy Policy.

X