AGA Family of Websites: Gastro.org
AGA Journals
AGA Journals
AGA University
AGA University
AGA University
AGA Research Foundation
AGA University
AGA Community
AGA University
AGA Job Board

Cirrhosis (Spanish)

Related to Cirrhosis (Spanish)

Resumen

Resumen

  • La cirrosis hepática es la consecuencia de un daño acumulado en el hígado. Ocurre cuando el hígado queda permanentemente dañado o cicatrizado a causa de condiciones y/o enfermedades crónicas.
  • Entre las causas comunes de la cirrosis se encuentra:
    • El consumo desmedido de alcohol durante muchos años.
    • Hepatitis crónica viral (hepatitis B o C).
    • Enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD por sus siglas en inglés).
    • Hemocromatosis.
  • El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo. Está localizado en el lado superior derecho del abdomen, por debajo de las costillas y pesa aproximadamente tres libras.
  • Entre las funciones del hígado se encuentra:
    • Convertir los alimentos en energía.
    • Limpiar y desintoxicar el organismo (metaboliza y elimina medicamentos, alcohol y toxinas del sistema).
    • Producir bilis (La bilis es un líquido de color amarillo amarronado, compuesto de sales biliares, colesterol, bilirrubina y lecitina).
  • La cicatriz formada por la cirrosis daña la arquitectura del hígado, bloqueando el flujo de sangre hacia todo el órgano.
  • La cirrosis avanzada se puede manejar de varias formas:
    • Tratando la enfermedad subyacente.
    • Evitando el consumo de alcohol.
    • Enfocando hábitos alimenticios saludables.
    • Trabajando de la mano con el médico.
    • Anticipando y tratando las complicaciones.

Síntomas

Al inicio de la cirrosis, los pacientes suelen presentar pocos o ningún síntoma. Los síntomas se presentan debido a dos problemas principales: la pérdida de las funciones de las células hepáticas y el daño en la forma del hígado a causa de la cicatrización.
Los pacientes pueden presentar:
  • Cansancio extremo.
  • Debilidad.
  • Pérdida de apetito, a menudo con molestias estomacales y pérdida de peso.
  • Acumulación de agua en las piernas (edema) o en el abdomen (ascitis).
  • Tendencia a la formación de hematomas (moretones) o sangrado anormal.
  • En las mujeres: ausencia de períodos menstruales o períodos menstruales poco frecuentes no relacionados con la menopausia.
  • En los hombres: pérdida de apetito sexual o agrandamiento y sensibilidad en las mamas.

Etapa tardía o avanzada de la cirrosis

Entre los síntomas se encuentran:
  • Piel amarillenta, conocido como ictericia.
  • Prurito (comezón) intenso.
  • Problema para digerir algunas proteínas, lo que resulta en niveles peligrosos de amoniaco en la sangre (encefalopatía hepática) que pueden causar:
    • Problemas ligeros para dormir.
    • Problemas de concentración.
    • Coma.
  • Vómitos con sangre debido a hemorragias del estómago o el esófago.

Causas

La cirrosis puede ser causada por distintas enfermedades o desórdenes que dañan directamente las células hepáticas. También puede ser causada por daños indirectos como inflamación o hinchazón del hígado, o por la obstrucción prolongada de conductos biliares.

Causas comunes de daño directo al hígado

  • El consumo desmedido de alcohol durante mucho tiempo.
  • Hepatitis crónica viral (hepatitis B o C).
  • Enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHNA).
  • Hepatitis autoinmune.
  • Obesidad.
  • Daño genético (heredado de padres a hijos), como por ejemplo, deficiencia de alfa-1-antitripsina, entre otras.

Obesidad

Las enfermedades hepáticas que pueden llevar a la cirrosis, como por ejemplo, la enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHNA) y la esteatohepatitis no alcohólica, se presentan con mayor frecuencia conforme aumenta la tasa de obesidad. Estos problemas de salud parecieran ser sólo por el consumo desmedido de alcohol, pero también le suceden a personas que consumen muy poco o nada de alcohol.
  • Los pacientes que padecen de EHNA tienen hígados grasos sin inflamación ni daños, lo cual puede no mostrar síntomas.
  • La enfermedad conocida como EHNA involucra la acumulación de grasa en las células hepáticas,además de la inflamación del hígado, lo cual destruye las células hepáticas y causar cirrosis.

Enfermedades genéticas

Hay dos enfermedades genéticas o heredadas que resultan en la acumulación anormal de metales en el hígado, causando daños en los tejidos y cirrosis. Enfermedad de Wilson
  • Los pacientes acumulan demasiado cobre en el hígado, el cerebro, los riñones y las córneas.
  • Este es un problema de salud poco frecuente que se observa más a menudo en niños o adultos jóvenes.
Hemocromatosis
  • El organismo guarda un exceso de hierro y éste se deposita en el hígado y otros órganos, por ejemplo, el páncreas, la piel, el revestimiento intestinal, el corazón y las glándulas endocrinas.

Causas comunes del daño indirecto mediante la afectación de los conductos biliares

Los conductos biliares llevan la bilis que se forma en el hígado hacia los intestinos con el fin de digerir las grasas.
  • Cirrosis biliar primaria: los conductos biliares microscópicos del hígado se destruyen lentamente.
  • Colangitis esclerosante primaria: los conductos biliares en el interior y en el exterior del hígado se inflaman y forman tejidos cicatrizales.
  • Atresia biliar: lesión y pérdida de los conductos biliares que sirven para transportar la bilis desde el hígado; ocurre a niños recién nacidos.
Los medicamentos en pocas ocasiones pueden causar enfermedades crónicas del hígado y cirrosis. Hable con el médico acerca de cuáles pueden presentar riesgos para usted. Existen otras causas menos frecuentes de la cirrosis, por ejemplo, la enfermedad veno oclusiva, la sarcoidosis (enfermedad granulomatosa del hígado) ataques cardíacos e infecciones crónicas, por ejemplo, la esquistosomiasis y otras. Se le llama“cirrosis criptogénica” si la causa de la cirrosis aún no está clara después de haber efectuado un grupo completo de análisis. Hasta un 10% de los pacientes con cirrosis se encuentran dentro de esta categoría.
Cómo son los exámenes

Cómo son los exámenes

La cirrosis se detecta utilizando:
  • Análisis de sangre.
  • Estudios por medio de imágenes (tomografía computarizada o CT scan, resonancia magnética o MRI, o por medio del ultrasonido).
  • Examen físico.
  • Elastografía transitoria basada en ultrasonido o elastografía por MR (Resonancia magnética).
    • No invasiva.
    • Mide la rigidez del hígado.
    • Se obtienen los resultados de inmediato.
  • Biopsia en el hígado.
    • Se Toma una pequeña muestra de tejido del hígado para analizarlo bajo el microscopio.
    • Requiere hospitalización durante medio día.
    • Se administra anestesia local y medicinas para ayudarle a relajarse, si fuese necesario.
Tratamiento

Tratamiento

El cuidado de la cirrosis tiene como objetivo detener o reducir el daño al hígado y retrasar las complicaciones.

General

  • En la cirrosis alcohólica, debe descontinuar el consumo de alcohol para detener el daño al hígado.
  • Asegúrese de vacunarse anualmente contra la gripe y la neumonía. Así también como contra la hepatitis A y B.
  • Hable con su médico acerca de cualquier medicamento con receta o de venta libre que esté tomando, por ejemplo acetaminofén.

Dieta

Los buenos hábitos alimenticios son la clave del cuidado de la cirrosis avanzada.
  • Debe consumir alimentos que contengan proteínas fáciles de digerir como las legumbres, aves y pescado.
  • Una dieta con bajo contenido de sal es vital si usted tiene edema (hinchazón) o ascitis (acumulación de fluidos en las piernas o en el abdomen).
  • Evite o Disminuya el consumo de alimentos con proteínas difíciles de digerir como las carnes rojas, lo cual resulta en un menor contenido de toxinas en el tracto digestivo.
  • Evite comer mariscos crudos, ya que pueden causar infecciones graves.

Medicamentos

  • Si usted padece de algún tipo de hepatitis, el médico podría darle medicamentos antivirales o esteroides para reducir el daño a las células hepáticas.
  • Si usted padece de edema y ascitis, es posible que le indiquen una dieta baja en sal y le receten diuréticos para eliminar líquidos y evitar que la hinchazón regrese.
  • Los medicamentos pueden controlar el prurito o picazón.

Trasplante de hígado

  • El trasplante (Extraer todo el hígado de una persona enferma o parte del hígado de una persona sana, es una opción para los pacientes que padecen de cirrosis avanzada con insuficiencia hepática.)
  • Las tasas de éxito a largo plazo de los trasplantes del hígado son buenas.
  • Hable con su médico si considera un transplante de hígado, el mismo requiere la atención de un equipo de médicos especializados.
Los pacientes que padecen de cirrosis, suelen tener vidas saludables durante muchos años. De haber complicaciones, las mismas se pueden tratar. Para más información, consulte a su médico.
Cosas de las que debe estar consciente

Cosas de las que debe estar consciente

Los posibles complicaciones de cirrosis son:
  • Insuficiencia hepática (cuando las células del hígado dejan de funcionar).
  • Sangrado causado por hipertensión portal (alta presión sanguínea en el hígado).
    • Esto a menudo se puede tratar con medicamentos determinados por el médico.
  • Mayor riesgo de cáncer de hígado. El hígado debe ser analizado cada seis meses en una pantalla para eliminar la posibilidad de cáncer hepático.

Los medicamentos, el hígado y la cirrosis

  • El hígado tiene como función filtrar la mayor parte de los medicamentos, pero esto puede retrasarse a causa de la cirrosis.
  • Debido a que el hígado no puede eliminar los medicamentos de la sangre como debería ser lo normal, un medicamento podría actuar en el cuerpo por más tiempo de lo necesario.
    • Esto sucede especialmente con los sedantes, como las medicinas que provocan sueño.
    • Las personas con cirrosis a menudo son muy sensibles a los medicamentos y a sus efectos adversos. Podría ser necesario reducir la dosis y frecuencia de los medicamentos proporcionados.

By using this site, you agree to our updated Privacy Policy.